Atravesando los Alpes en bici de carretera
Atravesando los Alpes en bici de carretera
 
 

Texto de Kaddi Kestler

Fotos de Jens Scheibe


 

El Coronavirus nos ha obligado a quedarnos en casa, pero no podía evitar que soñáramos. “En cuanto se abran las fronteras, nos vamos a cruzar los Alpes en nuestras nuevas FOCUS IZALCO MAX 9.7”, eso es lo que han decidido las Munich Mountain Girls, Meike y Kaddi: Salir con la bici desde Munich, pasando por Sylvensteinspeicher, Achensee, Patsch, Brenner y Jaufenpass, hasta llegar a Lana y volver a Sterzing por Penser Joch. Y estaban emocionadas – al fin y al cabo, la IZALCO no es una cabra montesa hecha para los pasos de montaña, si no más bien una rápida liebre de carreras para el llano. Normalmente…

Meike & Kaddi
MMG MMG

“¡La llamo Hannibal!” Me saluda mi amiga Meike de Munich Mountain Girls. “La” es por su nueva FOCUS IZALCO MAX 9.7 y quiere llamarla Hannibal porque la llevará a través de los Alpes. Por lo menos, si todo va bien en los próximos dos días. Para asegurarse de que se así, ha atado un pequeño elefante de la suerte al manillar de carbono.

Nuestras nuevas IZALCO MAX 9.7

Todavía ni siquiera he pensado en un nombre para mi bici totalmente nueva, pero ya he “personalizado” mi preciosidad azul claro. Como preparación y sin ningún miedo a las etapas de montaña que me esperan, he instalado un cassette 10-33 más benévolo para las subidas que el 10-28 que viene de serie. Meike mantiene (de momento) la configuración original y confía en sus piernas, que están bien entrenadas después del confinamiento. Es la primera vez que va en bici de carretera por los Alpes, yo ya lo he hecho una vez. La ventaja que da la experiencia no me hace tener más confianza, sin embargo, me gusta más la bici de montaña que la de carretera y, por lo tanto, Meike tiene bastantes más kilómetros que yo en carretera. Lamentablemente, no puedo intentar compensarlo con el equipamiento, tenemos exactamente la misma IZALCO MAX 9.7 – excepto el cassette – y aunque Meike necesitará mucha más potencia en las subidas, seguiré teniendo que bajar dos o tres marchas. Y: con mis 166 centímetros llevo una IZALCO XS, con una potencia de 80 en lugar de la de 90 que viene de serie, y Meike, que con sus 181 centímetros está justo entre la M y la L, ha elegido la L, también con una potencia un centímetro más corta, gracias al calculador de tallas de la web de FOCUS. Las diferentes tallas del cuadro no suponen ninguna diferencia en el rendimiento, pero es un tanto curioso cuando las dos bicis están juntas.

El Plan
El Plan
El Plan El Plan

Nuestro plan el primer día es salir en bici desde Munich, pasando por Sylvensteinspeicher y Achenesse y llegar a Patsch, en el Tirol, para seguir el segundo día por Brenne y Jaufenpass hasta llegar a Lana, cerca de Meran en el Tirol del Sur. La idea de atravesar varias veces los Alpes este verano con la IZALCO se nos ocurrió mientras salíamos juntas en bici a la hora de comer, durante el confinamiento de primavera. La frontera italiana parecía que iba a estar cerrada por un tiempo, así que en un primer momento pensamos en ir a Großglockner. Como la frontera italiana se abrió antes de lo esperado, cambiamos la ruta sudeste por la ruta sur. Primero entrenamos en Timmelsjoch dirección al país de la “Dolce Vita” para tomarnos un spritz y pizza, luego nos torturamos en Glockner, el paso de montaña asfaltado más alto de Austria – ese era el plan. Pero en cuanto el virus nos da un respiro, aparece otro problema que estropea nuestros planes: un desprendimiento hace que sea imposible llegar a Timmelsjoch desde Austria, así que tenemso que cambiar nuestra ruta hacia Brenner y Jaufenpass.

 

De Munich a Achensee

Los primeros 60 kilómetros fueron bastante bien – pero todavía nos quedaba casi todo el camino por hacer. Seguimos pedaleando hacia Achensee y tomamos un carril bici en contra de la voluntad de nuestro GPS y al de un rato se convierte de golpe en una pista de gravel, pero esto no iba a ser nuestro mayor problema del día.

En Achenkirch, después de 86 kilómetros, habíamos hecho más de la mitad del recorrido del día y nos permitimos un descanso más largo. Meike se pide una “Pommes-Salat”, ensalada y patatas fritas, y yo me pido una sopa. Mientras comemos, hablamos sobre si queremos darnos un chapuzón en el lago o no.

Viaje Munich Mountain Girls Viaje Munich Mountain Girls
Viaje Munich Mountain Girls Viaje Munich Mountain Girls
Viaje Munich Mountain Girls Viaje Munich Mountain Girls

Del Lago Achensee a Inntal

Después de comer, pedaleamos recorriendo el borde del Achensee. En un momento dado, el brillo turquesa que vemos a la derecha es demasiado tentador. Nos zambullimos en el cristalino lago de montaña y, tras la primera sensación de frío, nos hubiera encantado quedarnos más tiempo, pero todavía nos quedaban algunos kilómetros. Después del baño, seguimos descendiendo a Jenbach, en Inntal: el asfalto del descenso extremadamente empinado es tan reciente que apenas notamos ninguna fricción – una sensación desconcertante de alguna manera. Ahora, el sol está justo sobre el horizonte y con unas vistas de Patscherkofel, nuestro destino de hoy, y el viento a favor, nos dejamos llevar. Es uno de esos momentos fáciles con la bici de carretera en los que recorres una increíble cantidad de kilómetros en un tiempo increíblemente corto y sin tener que esforzarte realmente, porque el más leve pedaleo parece empujarte durante kilómetros.

Lago Achensee
 

Subiendo hasta Patsch

Intento no recordar lo que nos espera: El perfil de elevación del día termina con una línea prácticamente vertical. En la subida a Patsch, otros 500 metros de desnivel se suman en siete kilómetros, con porcentajes de hasta el 20%. Meike se desempolva y, tras ella, yo escalo poco a poco la carretera de montaña no-tan-poco-visitada con el piñón más grande. Después de espeluznantes maniobras de adelantamiento o presiones desde el lado izquierdo, sin embargo, normalmente no hay mucho tiempo para enfadarse, ya que la siguiente vista espectacular está, literalmente, a la vuelta de la esquina. Así que ahora rodamos hacia el bosque, al pasar la curva y con unas vistas de los picos de 3000 metros de Stubaital, bajo la luz del sol del atardecer sobre Patsch.

 

Desde Patsch por el Brenner Pass

Atardecer, vistas de Stubai, escalopes, mosquitos – eso resume nuestra tarde-noche en Patsch después de casi 150 kilómetros y 1.400 metros de desnivel acumulado. Al día siguiente, el despertador suena a las siete en punto y sabemos que tenemos que darnos un poco de prisa, se supone que va a ser el día más caluroso del verano hasta ahora y hay previsión de tormentas en el Jaufenpass sobre las 3 de la tarde. Tenemos 120 kilómetros y casi 2.000 metros de desnivel acumulado por delante.

Coronando el Jaufen Pass hacia Lana

En Sterzing hemos dejado atrás 50 kilómetros y tenemos por delante la subida al Jaufenpass. Es el momento de reponer nuestras fuerzas en el Biwak, un restaurante muy recomendado en la estación del valle Rosskopf. Después es todo subida, nos esperan casi 1.200 metros de desnivel en 15 kilómetros.

Seamos sinceras, demasiado deporte de resistencia te convierten en un bicho raro, ¿verdad? En cualquier caso, empiezo a hablar sola y...

Por el Pesner Joch y vuelta a Sterzing

Al acabar un viaje, otro comienza, ¿no es eso lo que dicen? De hecho, nuestro plan era volver a Lana en bici y relajarnos allí un par de días. Pero está claro que con una buena previsión del tiempo eso no iba a funcionar para Meike y Kaddi.

Así que el Domingo, salimos por una autovía ciclista por el río Etsch, desde Merano dirección Bolzano. Después de algunos kilómetros, la ruta abandona la vía ciclista y llegamos a la entrada al valle de Sarntal – a parte de unas vistas de Rosengarten. 

 
 

La IZALCO MAX y los largos recorridos de montaña

A pesar de la conversión del cassette más amable para las subidas, antes de nuestro viaje ma daban mucho respeto las largas distancias y los muchos metros de desnivel acumulado con la IZALCO, que en todas las pruebas se destaca por ser una bici de carretera rápida y deportiva. Meike también estaba un poco nerviosa antes de los primeros kilómetros en la bici aero color azul cielo – todo el mundo dice siempre que el carbono ofrece una experiencia en marcha totalmente diferente y el cuadro aerodinámico y las llantas de perfil también eran algo nuevo para nosotras.

Mi ex era un aluminio para hacer largas distancias sin prisas y, ya que yo no encajo exactamente en la categoría de aspirante al Tour de France, pensé que quizás lo mejor era seguir con él. Pero mis preocupaciones sobre el nuevo pretendiente resultaron ser totalmente infundadas: No me dolieron ni las rodillas ni la espalda y hacer largas distancias con asfaltos muy diferentes fue mucho más agradable y menos cansado que a lo que estaba acostumbrada, gracias a la construcción integral de carbono. Meike también se enamoró rápidamente de la inmediatez, el contacto con la carretera y el empuje que ofrece la IZALCO.

 
 

BEAT YOUR SCREEN TIME: 06.06. - 03.07.2022